Adopta Partido Republicano en EE. UU. una de las plataformas más radicales en su historia reciente: Centro Gilberto Bosques


  • En la Convención Nacional del Partido Republicano se formalizó la nominación de Donald Trump a la Presidencia y de Mark Pence a la Vicepresidencia de EE. UU. y el partido adoptó una de las plataformas más radicales en su historia reciente.
  • La plataforma se alineó con las posiciones de Trump, en lo que hace a la construcción de un muro en la frontera con México, en relación con un nuevo posicionamiento crítico frente a países como Cuba y China y sobre los Tratados Comerciales que EE. UU. mantiene con distintos países del mundo.
  • Por primera vez desde la segunda mitad del Siglo XX, el PR reivindicó un posicionamiento proteccionista, que se aparta de su tradicional actitud favorable al libre comercio.
 
Durante su Convención Nacional, el Partido Republicano de los Estados Unidos de América adoptó una de las plataformas más radicales en su historia reciente, de acuerdo con dos documentos de análisis publicados por el Centro de Estudios Internacionales Gilberto Bosques del Senado de la República (CEIGB), en el contexto del seguimiento al proceso electoral estadounidense.
 
En dicha Convención además se formalizaron las nominaciones de Donald Trump y Mark Pence, a la Presidencia y Vicepresidencia de Estados Unidos respectivamente.
 
La unidad del Partido Republicano en torno a la candidatura de Donald Trump depende de dos factores esenciales que deberán equilibrarse, de acuerdo con la nota de coyuntura, publicada el 18 de julio por el CEIGB, intitulada “Inicia la Convención Nacional Republicana, habiendo Donald Trump elegido como candidato a vicepresidente al gobernador Mike Pence”.
 
Por un lado, la capacidad para construirla de Pence –un moderado entre los liderazgos del partido que representa a las élites tradicionales– y, por el otro, el grado en que la plataforma republicana consiga alinearse con las ideas y ofertas de campaña de Trump, incluidas algunas de las más radicales, a fin de contar con un programa de gobierno coherente y consistente.
 
La convocatoria del ex precandidato republicano Ted Cruz a los delegados para “votar de acuerdo con su consciencia” y la ausencia de importantes figuras del partido –como los expresidentes George Bush y George W. Bush, y el ex candidato presidencial Mitt Romney– podrían ser indicadores de que esta unidad no se alcanzará.
 
Lo anterior tendría un efecto negativo, en términos electorales, para la dupla Trump-Pence, de acuerdo con la nota de seguimiento del 22 de julio, “Resultados de la Convención Nacional Republicana y las implicaciones de la Plataforma Republicana 2016 para México”.
 
En materia de migración y asuntos fronterizos, el Partido Republicano se pronuncia a favor de la construcción de un muro a lo largo de la frontera sur, del fortalecimiento de la protección de todos los puertos de entrada del país y de políticas encaminadas a restringir la inmigración indocumentada, de acuerdo con la Plataforma Republicana aprobada en la Convención.
 
En dicha Plataforma se advierte además que es necesario establecer “una política migratoria que proteja los intereses de los trabajadores nacionales sobre los de los extranjeros que buscan los mismos empleos” y reforzar la seguridad fronteriza, especialmente en el contexto actual de proliferación del terrorismo y el extremismo violento.
 
Asimismo, en su discurso de aceptación de la nominación, el candidato Trump señaló que buscará renegociar el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) o bien denunciarlo formalmente, dado que, según él, éste acuerdo “ha sido el peor que se ha firmado en la historia del país” afectando la economía y provocando la pérdida de empleos.
 
En el mismo sentido, el Partido Republicano revindicó en su plataforma –quizá por primera vez en su historia desde la segunda mitad del Siglo XX– una visión proteccionista sobre el libre comercio que afectará a otros instrumentos internacionales que detonarían el comercio y la inversión, como el Acuerdo Transpacífico de Asociación Económica, mejor conocido por sus siglas en inglés como TPP.
 
Habrá que seguir de cerca la campaña electoral y, específicamente, la eventual conformación de un nuevo Congreso estadounidense, para determinar no sólo la viabilidad política de estas propuestas sino, incluso, su permanencia como parte central de la narrativa del Partido Republicano, de cara a la elección de noviembre, coinciden los expertos del Centro de Estudios Internacionales Gilberto Bosques, órgano técnico creado en 2011 que respalda el trabajo en materia de análisis de política exterior y diplomacia parlamentaria del Senado de la República.
 
Los documentos completos pueden ser consultados en:
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s